domingo, 25 de febrero de 2007

Paulina


Ojos para entrar,
ojos para entrar y no salir,
ojos que no dejan escapar,
ojos que te incitan a vivir,
Boca perfecta,
es la entrada al infinito,
quiero comerme tu cuerpo
y saborearlo despacito,
tu cadera muy pequeña,
tus brasos parecen alas,
tu cabello no termina,
y tu cola una manzana.
Quien te creo a vos zafiro,
bella joya igual que el cielo,
cuando te miro a los ojos,
me haces despegar del suelo.



Esta poesia la escribi mirando un poster, en definitiva hay que encontrar el lugar para desplegar la imaginación relajarse, saber pensar, porque para pensar bien, hay que romper con la limitada mirada que otorgan los medios de deformación, esos que con una M amarilla te hacen creer que la hamburguesa con papas fritas y gaseosa rebajada es un manjar, te lo cobran como un manjar. Pero para no caer con los discursos de siempre. El lugar es vos con vos, un mar azul, o un bosque al atardecer, o una montaña con picos de nieve, o sin picos de nieve, una plaza, pero vos conectado.
Todos podemos cantar, todos podemos escribir, todos podemos bailar, etc, pero lo mas dificil es generar un espacio de libertad mental, para decidir hacer lo que nos gusta, y no pasar por la vida como un objeto mas que adorna el ambiente y hacer siempre lo que le dicen, una maquinita.
Sabes que pienso que para cantar lo tenes que sentir o vivir, para tocar un instrumento tambien sos parte de el, para bailar tambien a mi me pasa que cuando escucho los rolling stone me absorve una energia que me motiva a bailar y eso que bailo mal y no se lo que dicen pero me transmiten, para escribir a veces termino escribiendo en presente por que estoy en el cuento.
O sea aca lo que trataremos de armar es un espacio de ideas que rompan con la mediocridad aunque sea un poquito. Todos las tenemos pero hay que empezar a curarse de esta enfermedad que nos deshumaniza.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal